Imprimir

Recordando a Jorge Alberto Brandoni

Jorge Alberto Brandoni

El juvenil (de 21 años de edad) y longilineo Jorge Alberto Brandoni, un volante ofensivo con buen manejo de la pelota, fue uno de los refuerzos que llegó a Defensores de Belgrano, para afrontar el torneo de Primera “B”, con un mal recuerdo de la temporada anterior, en la cual estuvo cerca de perder la categoría. Quizá nada hacía prever que sería este el paso que lo catapultaría en un futuro muy cercano, al fútbol de la Primera División.

Había formado parte las temporadas anteriores (entre 1974 y 1976) de los planteles de Comunicaciones, en los cuales convivió con muchos jugadores con pasado o futuro defensorista: Víctor Horacio Miranda, Ricardo Cullary, Martín Haffez, Jorge Salgado, Daniel Acevedo y Mario Gerardo Biasin.
Justamente el “Cartero”, había sido el rival del “Dragón” en la última fecha del Torneo de Reclasificación (Brandoni no participó), que finalizó empatado en cero, y en el cual no hubieron muchas situaciones de riesgo para ambas vallas. Un gol de Carlos Dantón Sepaquercia, sobre la hora, en otra cancha, permitió a Defensores salvar milagrosamente la categoría.

Debutó “Palito” (tal como se lo conocía en la tribuna) en el Dragón, el 12/3/1977, en el encuentro jugado en el “Juan Pasquale”, en el cual el Deportivo Armenio, haciendo las veces de local, por la 3ª fecha del torneo de Primera “B”, derrotó (cuando no) a Defensores 3 a 1 (gol de penal convertido por Héctor Isaac Rodríguez, que puso en ventaja a la esa vez “visita”).

Formó esa tarde el equipo dirigido por Antonio Villamor, con Luis Kadijevic; Héctor Rodríguez y Héctor García; Omar Imaz, Juan José Tamburrino (último partido con la casaca roja y negra, tras casi 100 presencias) y Vicente Giardullo; Carlos Moral (luego Eduardo Gabriel Fernández), Jorge Gómez de Armas (luego José Balbuena), Gerardo Lucero, Jorge Brandoni (en un puesto diferente al que ocuparía en los sucesivo, aunque aquel en el cual lo hacía previamente en el conjunto de Agronomía) y Nicolás Gómez de Armas.
Tras su debut, se afianzó en la posición de mediocampista central y participó de todos, los 32 encuentros disputados por Defensores hasta el final de la temporada, momento en el cual pasó fugazmente (entre los meses de Noviembre de 1977 y Enero de 1978) por All Boys, que por entonces disputaba el Torneo Nacional en la categoría superior.

Según su propio relato, en el ínterin, a punto estuvo de integrar el plantel de Huracán, pero una discrepancia entre los dirigentes de ambas instituciones, impidió la transferencia, cuando la misma parecía un hecho.

Su buen desempeño en la temporada 78 (comenzó la misma como titular, y se mantuvo como tal hasta el final de la misma), lo llevaron a integrar, durante los meses de agosto y setiembre, una exitosa Gira realizada por River Plate por el Viejo Continente (su imagen puede verse en la tapa de “El Gráfico”, con la casaca del Atlético de Madrid, junto al Trofeo “Villa de Madrid”, obtenido por el equipo “Millonario” en España). Brandoni, junto a Gerardo Caldas (1925, único con la casaca de Defensores), Alberto Evaristo (1928) y Antonio Báez (1962), serían así los jugadores que, perteneciendo a Defensores, fueron retratados en la tapa de esta revista deportiva.

Tras volver a Defensores, donde jugó hasta el final de la temporada 1978, Brandoni pasó a desempeñarse en Ferro Carril Oeste (dirigido por entonces por Carmelo Faraone), donde actuó por varios años, más precisamente hasta 1986, y donde integró los equipos quizá más sobresalientes de la Historia de esta Institución.
Fue campeón de Primera División, de la mano del recordado Carlos Timoteo Griguol, a quien Brandoni reconoce como un verdadero Maestro, no sólo en el fútbol, sino en la vida. Su estilo de juego, influenciado por el Técnico, cambió por entonces, transformándose en un jugador con mayor marca (lo que llamamos hoy un 5 tapón), que jugaba entre los centrales del equipo verdolaga.

En opinión de Brandoni, las actuaciones cumplidas en Defensores durante el bienio 1977/78, fueron quizás las mejores de su carrera deportiva, y las que le valieron su paso al fútbol de la Primera División, donde cumpliera una destacada performance. Recuerda en su paso por Defensores a dos Preparadores Físicos de enorme prestigio, que acompañaron a Antonio Villamor: Claudio Von Foerster (1977) y Rodolfo Valgoni (1978).

Tras actuar en Chaco For Ever (1986/87), regresó a Defensores para jugar la temporada 1987/88, en el torneo de la Primera "B", ahora llamada Metropolitana (y constituida en tercera categoría del fútbol argentino). Su último partido lo disputó frente a Almagro, el 20/2/1988, en lo que fue derrota en el Bajo Núñez por 3 a 1 (gol de Hugo Canteros, de tiro penal). En ese encuentro, fue expulsado a los 41’ del PT por el árbitro Miguel Angel Rodríguez, que tuvo un desempeño deplorable, según las crónicas periodísticas.

Formó el local esa tarde, dirigido por el paraguayo Heriberto Correa (que dejó de ser el técnico tras ese encuentro, y fue reemplazado por la Subcomisión de Fútbol, hasta el final del torneo), con Héctor Cannataro; Fabián Anselmo y Carlos Schneider; Claudio Fraga, Jorge Brandoni y Luis De Luise; Adrián Fumaroni, Angel Ronci, Hugo Canteros, Fabián Castro (luego Fabián Cecconato) y Fernando Martín Sánchez (luego Néstor Basualdo).

En total, Jorge Brandoni disputó 79 partidos en el primer equipo de Defensores (60 de ellos durante las temporadas 1977/78), en los cuales se desempeñó casi exclusivamente como mediocampista central (junto a José Ricardo Balbuena y Eduardo Gabriel Fernández en 1977, y a Horacio Galbán y Alfonso Castellanos en la temporada siguiente). En 1987/88, lo acompañaron en la mitad de la cancha, Angel Ronci y Fabián Cecconato. En las dos primeras temporadas, Defensores cumplió muy buenas performances, ubicándose en el 4º lugar en 1977 y en el 5º en 1978, en ambos casos en la segunda categoría del fútbol argentino.

En su paso por Defensores marcó 7 goles: 6 en 1977 y 1 en 1978, quizá el más recordado de ellos a Tigre, en su cancha de Victoria, el cual produjo sobre el final del partido el empate definitivo en dos goles, tras ir en desventaja por dos a cero (había descontado previamente, de penal, el zaguero Héctor Rodríguez).

Entre los partidos recordados en los que participó Brandoni, se encuentra aquel triunfo, logrado el 21/2/1978, frente al luego campeón, Ferro Carril Oeste, que se definió sobre la hora con un gol de Moral, en al arco que da espaldas a la tribuna visitante. El encuentro había sido suspendido el sábado por la lluvia (único partido suspendido de la fecha), lo cual había generado controversias entre los dirigentes de ambos clubes.

En 1978, Brandoni fue protagonista, ante una multitud, del encuentro que inauguró en forma extraoficial la iluminación del Estadio Monumental, a posteriori Sede del Campeonato Mundial, en el cual el equipo local derrotó a Defensores 2 a 1. Como hecho anecdótico, según nos comenta, si bien el gol defensorista (convertido a los 15’ del segundo tiempo) fue concedido por el tablero electrónico y las crónicas disponibles, a Gerardo Lucero, el verdadero autor del mismo fue él.

En su segunda etapa en Defensores, tras casi una década de ausencia, Defensores cumplió una pobre campaña, y quizá el recuerdo más grato haya sido el triunfo catalogado por el diario “Crónica” como heroico contra Deportivo Morón. Por entonces (14/11/1987), el “Gallito” se hallaba posicionado en los primeros lugares, y fue derrotado 2 a 1 en el Bajo Núñez, jugando el local gran parte del encuentro con dos hombres menos, por las expulsiones de sus delanteros: Canteros (35’ del PT) y Fumaroni (25’ del ST). El gol del triunfo fue conseguido por Héctor Bordoni, a 10’ del final del partido.

Luego compartir numerosos recuerdos de su paso por Defensores, nos despedimos de Jorge Brandoni, haciéndole saber que Defensores no olvida a aquellos que defendieron sus colores, y con la esperanza que él no tampoco se olvide de nosotros.

Por: Javier Bava

 

Recordando a Jorge Alberto Brandoni

Recordando a Jorge Alberto Brandoni

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

Club Atlético Defensors de Belgrano