Imprimir

EL DRAGÓN ARRASÓ CON PLATENSE

Defensores le dio una paliza a Platense en el Pasquale. Con momentos de muy buen fútbol y con muchísima personalidad el Dragón goleó 3 a 0 y empieza a dar que hablar.
Esta vez voy a comenzar de afuera hacia adentro. Porque todo tiene que ver con todo. Porque parece que comienza a gestarse una relación sanguínea entre hinchas y jugadores.
Este tipo de partidos, como todo clásico, encierra emociones en los hinchas difíciles de explicar, pero que siempre esperan tener una respuesta desde el campo de juego. Y la verdad es que no siempre uno puede ser testigo de cómo un equipo representa nuestros sentimientos tan bien como sucedió hoy en el Pasquale.



La gente arrancó todo desde temprano, con Caravana y corte de Av. Libertador incluidos, armó una verdadera fiesta para que Defensores y nuestros jugadores tuvieran y sintieran el apoyo que merecen y corresponde a lo que nos jugamos no sólo en este partido sino en toda la temporada. Cancha llena y aliento incansable durante los 90’ se entregó desde afuera.
¿Y adentro? Adentro fue otra fiesta, de fútbol y goles. Una fiesta que nos devolvió este grupo de fieras que jugó el clásico como se debe, corriendo, metiendo, jugando bien, yendo al frente, dejando todo en cada pelota.

El ida y vuelta entre la gente y los jugadores empieza a hacerse más fluido con el correr de los partidos. Con el recuerdo vivo de dos temporadas de muy poca entrega, lo demostrado en sólo 4 fechas por este plantel hace creer hasta al más incrédulo que todo lo que nos propongamos puede ser posible.
¿Si voy a escribir del partido? Eso intento, pero cómo hacerlo con todo lo que nos jugamos en esta temporada y después de la fiesta que vivimos en el Bajo, se hace realmente difícil enfocarse en lo estrictamente futbolístico. Pero también debo reconocer que después de lo de esta tarde/noche sería injusto no hablar un poco de  fútbol.
Entonces podríamos decir que Defensores salió desde el minuto cero a correr, morder, marcar, apretar y jugar un muy buen fútbol  (sobre todo en el primer tiempo).
Hubo mucha concentración y orden en todas las líneas y un nivel alto y muy parejo de todo el equipo.
Anconetani comienza a demostrar porque es uno de los arqueros más buscados por todos y hoy tuvo nuevamente varias apariciones muy oportunas.

La línea de fondo, con los impasables Goux, Fassi y Monge y la vuelta de Nadal en buen nivel, bancaron todo lo que se vino.
El medio es realmente una mezcla de jugadores tan diferentes entre sí, que terminan creando un combo que marca, recupera, corre, mete y hace jugar. Colitto fue imparable y con el 4 se hizo un festín, Serrano por el otro carril y con su ya habitual entrega y despliegue hizo lo propio con el suyo y encima, como si fuera poco, metió dos goles llegando por atrás y sorprendiendo a todos. Fioretto se nota que comienza a sentirse más cómodo con un equipo que se la da redonda y su calidad en la pegada cada vez da más frutos (una lástima su expulsión). Y por último Sosa, que ya se va encaminando a ser ese 5 que quiero que se quede varias temporadas. Corre, mete, recupera, mete cambios de frente como pocos en esta categoría y parece realmente incansable. Creo que ha vuelto a estar un escalón por arriba de todos y fue el mejor de la cancha.
Y adelante Romero y Bueno son imparables para cualquier defensor. Leo volvió a anotar un gol y Pablito deja todo y ya da muestras de que va a dar mucho que hablar en esta temporada. Y aun más cuando se le abra el arco.

Defensores dominó ampliamente el encuentro en el primer tiempo, donde logró marcar los dos primeros tantos del partido, por intermedio de Romero (en esta etapa pudo haber marcado un par más pero Flores le tapó los mano a mano) y del Galgo Serrano.
En el segundo tiempo el rojinegro cedió la pelota y un poco el terreno y se paró muy cómodo para la contra. Platense se acercó un poco, aunque sólo contó con dos situaciones claras, un disparo que besó el travesaño y otro que controló bien Anconetani.

En los minutos finales Defensores jugó con la desesperación de un rival falto de ideas y con los mayores espacios que quedaban producto de las expulsiones de Fioretto en Defe y de Balvorín en Platense. Así a los 88’ y luego de varios toques de los hombres del Dragón llegó el centro al segundo palo para la entrada a la carrera de Serrano para liquidar el pleito marcando el tercero de Defe y el segundo de su cuenta personal.

Pasó otra final de las 40 que tenemos y con cada una que pasa Defe parece sentirse cada vez más cómodo, confiado y completamente seguro de lo que se juega en esta temporada. El Dragón no arruga, no afloja y no se rinde por nada. La gente está sintiendo esto y está comenzando a creer que estos tipos pueden cumplir con el objetivo.

Estamos todos juntos en este barco y de este barco no se baja nadie.

¡¡¡VAMOS DEFE CARAJO!!!

Gustavo (Chino) Carmona
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.